3 claves para explotar tu poder mental

A poco que estés familiarizado con el mundo del desarrollo personal, sabrás que suele decirse que las personas sólo aprovechamos aproximadamente el 10% de las capacidades de nuestra mente. ¿Pero sabes exactamente qué significa esto?
Nadie es perfecto y por tanto, lograr explotar el 100% de la capacidad creativa no ha sido logrado en la Tierra, pero vamos a imaginar que tan sólo rindieras un 40% de tu potencial. ¡ Eso significaría que estarías multiplicando 4 veces tus resultados!
¿Te imaginas aprovechar 4 veces más tu tiempo?
¿Ganar 4 veces más de lo que ganas actualmente?
Ni siquiera los científicos saben a día de hoy qué cotas podremos alcanzar cuando progresivamente vayamos alcanzando nuestra plena capacidad mental, para lograr nuestros sueños.
Eres un ser volitivo que puede transformarse y crecer para ser lo que ahora no eres y tener lo que ahora no tienes. Sabes que todo se origina en el pensamiento y que todo lo que la
mente humana puede concebir, lo puede lograr. Lo que puedes llegar a experimentar si aumentas y explotas adecuadamente tu poder mental, a día de hoy no puedes ni siquiera imaginarlo.
Para explotar tu poder mental cuentas con un maravilloso genio creativo que reside en tu interior, es como un gigante que está dormido y tú tienes la potestad de despertarlo y ponerlo a trabajar en tu provecho.
¿Pero, si científicamente se demuestra que tenemos esta enorme capacidad interna, qué es lo que hace que no la explotemos?
A lo largo de los años he comprobado que existen 3 motivos principales.

3 Claves para explotar tu poder mental

1-   Eliminar la autoaceptación de límites
Tu mente es muy poderosa,pero eres tú a través de tus creencias, decisiones y voluntad el que la pone a trabajar. Ella sólo se pone en marcha en la dirección que tú ordenas, ya seas consciente de ello o no. Es un gigante pero también es sumisa y no toma partido por nada, sólo espera obedecer tus órdenes.
No le importa lo más mínimo si lo que deseas es grande o pequeño, bueno o malo. Solo ejecuta lo que tú decides. Si tú aceptas limitaciones en cuanto a tu capacidad o merecimiento, tu mente responde de forma obediente a tus deseos. Si esperas poco, como resultado recibes poco. Si crees que algo es posible lo será, si crees que no lo es, también lo será.
Este aspecto interno determina la diferencia entre unas personas y otras, basada en la programación mental que todos albergamos en nuestra conciencia.

2-   Realizar la acción correcta
Por muchos dones y cualidades que poseas de nacimiento, si no los pones en práctica, serán de poca utilidad. Muchos no explotan su potencial mental por carecer de un plan de acción organizado, planificado y orientado a resultados y objetivos específicos.

Respecto a los objetivos y metas muchos fracasan porque se marcan límites demasiado ambiciosos para su capacidad actual y es que todos los retos deben ser realizados de forma progresiva y gradual. La acción correcta se desarrolla como un entrenamiento más, aprendiendo a realizar los hábitos que te benefician.

3-  Focalización en tu objetivo
Por mucho poder que albergue tu mente, debe ser disciplinada por ti. Debes aprender a usar la concentración mental. Usando una pequeña lupa puedes encender un gran fuego si enfocas durante suficiente tiempo los rayos del sol a través del cristal sobre una hoja. Por el contrario, ni la lupa más grande del mundo puede lograrlo si continuamente estás moviéndola de sitio.
Muchas personas actúan de igual manera, carecen de autodisciplina y perseverancia y van saltando de una cosa a otra sin estar nunca concentrados.
Si persistes tendrás el enfoque determinado para lograr objetivos. Debes concentrarte o de otro modo serás como hoja de papel, movida por el viento y de este modo dispersas y malgastas tu preciosa energía.


No hay comentarios: