Manifestando felicidad y materializando una vida positiva: 2 formas de conseguirlo

Uno de los problemas que persisten en la actualidad es que estamos bombardeados de ideas y creencias que remarcan la necesidad de depender de agentes externos para ser completamente felices.  

Las canciones más románticas hablan de lo triste que sería la vida sin el objeto de su amor, la
televisión nos vende que para ser completamente  feliz necesitamos tener determinado objeto, o lograr determinado status social, ser reconocidos por los demás, aceptados y eso indicará que tan felices podemos llegar a ser.

Esto demuestra que seguimos viviendo en un paradigma antiguo en donde somos totalmente ajenos a nuestros propios resultados, es decir que la persona no tiene ninguna responsabilidad sobre su propia felicidad y sobre lo que atrae a su vida, sino que sigue siendo un agente dependiente del exterior, es decir, no tiene ningún control sobre lo que siente, piensa y manifiesta.


Pero la verdad es que somos seres humanos dotados de talentos únicos, somos seres infinitos y tenemos la capacidad de lograr cualquier cosa que queramos ser, hacer o tener.  Pero esta será posible cuando despertemos de este paradigma antiguo y nos hagamos conscientes de la importancia que tiene amarnos al 100%,  decidirnos a responsabilizarnos de nuestros resultados, y comenzar a administrar nuestras emociones, sensaciones y sentimientos de manera que al enfocarnos en justamente lo que queremos, lo atraigamos a nuestra vida de manera indiscutible.
Aquí tienes dos formas para conseguirlo:

1.  Detecta los patrones negativos que has estado repitiendo y cámbialos cuanto antes:  Cuando somos presas de la depresión, la tristeza, la amargura, angustia, preocupación y en general de cualquier emoción negativa a veces pasamos por alto que comenzamos a actuar de manera automática y repetitiva respondiendo a las emociones que nos dominan.  Este tipo de patrones repetitivos son los que yo llamo “Rituales de la infelicidad”  que son acciones que la gente realiza y que sin darse cuenta afectan negativamente su vida, propagando la infelicidad y haciéndolos permanecer por mas tiempo en estado anímicos tóxicos que no les ayudan a cambiar los resultados negativos que han estado obteniendo en su vida.  

2.  Abraza tus emociones tóxicas, acéptalas y suéltalas siguiendo una lista de acciones generadoras de felicidad:   Es importante que te des permiso para sentir, experimentar y aceptar lo que estas viviendo en el momento.  Si las emociones que te dominan en el momento son negativas debido a cosas difíciles que la vida te esta presentando, necesitas entender que después de la tormenta llega la calma, y que todo lo que pasa malo en la vida, tiene un principio y un fin.  Luego que aceptas tu presente, te permites soltar estas emociones y dejas el dolor partir, la mejor forma de hacerlo es siguiendo una lista de cosas que te ayuden a sentirte mejor y mejor. 

No hay comentarios: