Decisiones que controlan tu destino

Hasta qué punto son poderosas las decisiones? 

Las decisiones que tomamos afectan en gran medida a nuestras vidas. Una de las cosas que mi padre me dijo durante nuestras muchas conversaciones sobre la vida era esto: "la gente atrae por sí misma la mayor parte de sus problemas en su vida."



Las 3 decisiones que controlan tu destino

¿Cómo lo hacen? A través de sus elecciones, por las decisiones que toman. Me decidí a comprobar si esto era cierto. Empecé analizando los problemas de otras personas. He oído muchas historias tristes y encontré que lo que mi padre me decía pudiera ser verdad. Dejando a un lado la enfermedad, casi todas las demás situaciones y circunstancias se podrían haber evitado. Piensa en ello.

Sólo te voy a mencionar algunas situaciones: un embarazo no deseado, abuso de tarjetas de crédito, quedarse sin electricidad y sin gas, conducir bajo la influencia del alcohol, mentir, malgastar tu dinero, no ahorrar, los juegos de azar, no mantener tus promesas, vivir por encima de tus medios, la quiebra... ¿Vas viendo de que te hablo?
Las 3 decisiones que controlan tu destino

1. Tus decisiones sobre lo que quieres de tu vida.


2. Tus decisiones sobre lo que significan las cosas para ti.

3. La decisión sobre qué hacer para crear los resultados que deseas.

Muchos de nosotros no tomamos conscientemente la mayoría de nuestras decisiones, especialmente en estos tres puntos absolutamente cruciales; al hacerlo, tenemos que pagar un precio mayor. De hecho, la mayoría de la gente vive en el llamado "síndrome del Niagara. Creo que la vida es como un río y que la mayoría de la gente entra al río de la vida sin decidir realmente dónde quieren acabar. 


De esta forma, en muy poco tiempo, quedan atrapados por la corriente: los acontecimientos actuales, los temores actuales y los retos actuales. No deciden conscientemente hacia dónde quieren ir o ignoran cual es la dirección correcta para ellos. Se limitan a "dejarse llevar por la corriente." Se convierten en una parte de la masa de gente que está dirigida por las circunstancias en lugar de por sus propios valores. 

Como resultado de ello se sienten fuera de control. Permanecen en este estado inconsciente hasta que un día un rugido del sonido del agua les despierta y descubren que están a pocos metros de distancia de las Cataratas del Niágara en un bote sin remos. En este punto, dicen, "¡Oh, tengo que despabilar!" Pero para entonces ya es demasiado tarde. Van a tener una caída. A veces se trata de una caída emocional. A veces es una caída física. A veces es una caída financiera. Es probable que cualquier desafío que tengas actualmente en tu vida podría haberse evitado tomando algunas mejores decisiones aguas arriba.

¿Cómo podemos cambiar las cosas si estamos atrapados por la corriente de un río embravecido? Algunos toman la decisión de poner los dos remos en el agua y empezar a remar como locos en una nueva dirección o bien deciden planificar el futuro. Hay que establecer una dirección hacia la que realmente quieres ir y tener un plan o un mapa para que puedas tomar decisiones de calidad a lo largo del camino.

Esto es sólo un poco de alimento mental para tu pensamiento. Puedes no estar de acuerdo con todo lo que has leído, sin embargo, las decisiones que tomamos afectan en gran medida a nuestras vidas.





No hay comentarios: