Visualiza tus Metas

“Visualiza” tus metas. Esto no es nada del otro mundo ni se requiere ir a un templo de meditación en lo más alto de una montaña mística para lograrlo. La verdad es que todos lo hacemos todos los días.

Visualizar es simplemente fantasear o bien como dicen “soñar despierto”.  Esas continuas
imágenes que pasan por nuestras mente como si fuera una película donde nos imaginamos en lugares exóticos, haciendo una actividad altruista, convirtiéndose en un famoso cantante o escritor, etc., realmente los sueños de cada persona son tan infinitos como lo son las estrellas en el universo.

Lo que quiero pedirte es que analices cuáles imágenes y deseos se repiten constantemente en tu mente. Muchas veces todos esos deseos no son otra cosa mas que el deseo de nuestro corazón diciéndonos que hay más cosas esperándonos allá afuera. Una vez que comiences a distinguir cuáles pensamientos se repiten más seguido tienes que hacer algo muy sencillo….!escríbelos! Sí, leíste bien, escríbelos en un cuaderno o algún diario que tengas. Apunta todo lo que aparezca en tu mente, por más loco o irreal que pudiera parecer. Lo bueno de este ejercicio es que no tienes que enseñarle esa lista a nadie…es TU lista de deseos y sueños. Son los deseos de tu corazón plasmados en papel con tu puño y letra.
PIENSA EN GRANDE. Tienes una bola de cristal perfecta entre tus orejas y tiene un nombre que todos conocemos: el cerebro. Piensa en grande, no te preocupes por analizar tu lista desde tu “realidad” actual y tampoco te preocupes si tus sueños son muy “normales”…recuerda son sólo tuyos.
Estos son los pasos que te dejo de tarea:
  1. Escoge un lugar tranquilo, donde tengas un momento a solas. (Apaga tu celular o cualquier cosa que pudiera distraerte).
  2. Ten a la mano un trozo de papel, diario, cuaderno, o algo donde puedas guardar tu lista. También necesitarás una pluma (POR FAVOR EVITA HACERLO CON LÁPIZ PARA QUE NO TENGAS TENTACIÓN DE BORRAR TUS DESEOS “IRREALES”).
  3. Hazte la siguiente pregunta: “¿Qué es lo que me gustaría lograr?”. En cuanto las imágenes comiencen a aparecer comienza a escribirlas.
  4. Recuerda, date permiso de PENSAR EN GRANDE. No te avergüences de las imágenes que te mande tu cerebro, más bien da gracias porque tu cerebro es una herramienta extraordinaria que te ayudará a lograr lo que desees.
  5. Una vez que termines con tu lista, descansa y siéntete feliz de las ideas tan maravillosas que acabas de plasmar en tu hoja.
Como nota adicional, puedes enfocarte en las siguientes áreas:
  • Salud
  • Trabajo
  • Familiares y amigos
  • Finanzas
  • Desarrollo Personal
  • Desarrollo Espiritual

No hay comentarios: