PASOS PARA SALIR DE UN BLOQUEO

A casi todos nos sucede esto mismo con algún aspecto de nuestra vida. Según vamos creciendo y enfrentándonos a situaciones vamos seleccionando aquellas con las que nos sentimos cómodos y eliminando o evitando aquellas con las que no lo estamos.

Esto puede parecer una solución, pero nada más lejos de la realidad.

Ya que si actuamos de esta manera siempre va a ver un punto que no encaje en nuestra vida, siempre vamos a tener que seleccionar lo que hacemos y lo que no y siempre vamos a tener una limitación.

Por eso, te animo a que pienses en qué estás evitando, qué te hace sentir incómodo y realices los siguientes ejercicios:
· Analiza si siempre te has sentido de igual manera con ese aspecto o parte de un punto concreto de tu vida, de alguna mala experiencia. · Piensa en como te gustaría enfrentar esa situación. Describe (si lo haces por escrito mejor) como actuarías si no te sintieses bloqueado.

· Desarrolla un plan en el que te tengas que poner en marcha. Busca esa situación que te incomoda y decídete a actuar como realmente deseas.

· Comienza a hablarte de manera positiva, cambiando así esos pensamiento limitantes por otros positivos.

· Acéptate tal y como eres y asume que no siempre tus actuaciones tienen que gustar a los demás, sino que te encontrarás con personas con las que encajes y otras con las que no, pero serás coherente con tus deseos.


· Si ese estado que no te gusta parte de alguna experiencia concreta busca en tus experiencias anteriores y recuerda como te comportabas y como te sentías. Aquí resulta muy útil que te visualices en vídeos o en fotografías y que revivas ese momento en el que te comportabas tal y como te gustaría comportarte ahora.

· Busca apoyo si lo crees necesario de alguien que te pueda acompañar para que des los pasos que no te atreves a dar, de algún experto o persona de tu entorno que sea objetiva y que respetes.

Muchas veces el simple hecho de que nos hagamos conscientes de algo es la solución si antes no sabíamos a que se debía nuestro bloqueo, otras sin embargo tenemos que trabajarlo.

Cuando te encuentres incómodo, nervioso o tenso ante aquello en lo que no te comportas como quieres, párate un momento a observarte por dentro, a analizar de donde viene ese estado y donde se queda agarrado, en el cuello, en el estómago, en la cabeza… y no te juzgues, sólo observa.

No es positivo para tu vida ni para nada que quieras desarrollar que exista en ti algún sentimiento negativo que sirva de bloqueo para que te desarrolles con libertad, así que no lo guardes en un cajón y comienza a actuar para cambiarlo.

La decisión es tuya y sólo tuya, nadie ni nada tiene que tener el poder de limitar tu desarrollo.

No hay comentarios: