Pensamiento Positivo

Sólo se disfruta de la vida manteniendo una mente positiva. Esta verdad la hemos oído miles de veces, y es que el pensamiento positivo hace posible que veamos lo bueno que tienen todas las cosas, hace que nos sintamos más seguros en la incertidumbre, que confiemos más en nosotros mismos y en los demás, que amemos, perdonemos, comprendamos y aprendamos con más facilidad…etc.

Manteniendo este pensamiento se activan mecanismos químicos que cambian nuestra manera de ver el mundo, además tendremos más posibilidades de tener relaciones felices y duraderas. Incluso cualquier tragedia puede llegar a convertirse en nuestro mayor bien porque con esta mentalidad se puede abordar de tal forma que nos
ayude a crecer.

Para poder disfrutar de cada día hay que cultivar pensamientos sanos y vivir una vida sencilla, sin embargo muchas personas no pueden permitirse el lujo de estar en paz porque necesitan aferrarse a
algo o a alguien para sentirse seguros. Ignoran que la sencillez y el optimismo convierten a una persona en un ser pacífico, compasivo y sensible, capaz de ver las cosas desde una perspectiva más amplia y de dejar a un lado esa actitud negativa que nos hace desdichados. La negatividad se elimina siendo optimista, mirando el lado positivo; si aprendemos eso podremos evaluar el grado de importancia que tiene cada problema sin sufrir y sin desesperarnos. También aceptaremos de mejor manera el desafío que imponen los cambios.

La persona positiva puede ver lo nuevo y vivir el presente proyectándose hacia el futuro, pero la que es negativa compara sus experiencias con las de los demás y se queda estancada. Y es que uno de los factores que más frena nuestro optimismo es compararnos con los demás. Recuerda esto: Nadie ha sido, es, o será como tú. Eres únic@; por lo que no tiene sentido seguir en esa línea si quieres eliminar o controlar la negatividad en tu vida. La persona positiva no necesita compararse con los demás porque confía más en sí misma; y se vuelve optimista porque se da cuenta de que es capaz de resolver situaciones difíciles, no se preocupa cuando  algo no sale como esperaba, simplemente lo vuelve a intentar y aprende de los errores.

El pensamiento positivo es el método más eficaz para liberarse de la angustia, la depresión y del miedo a la muerte. Incluso puedes llegar a prolongar tu vida si tienes una mente positiva; ya que una persona negativa es más propensa a contraer cualquier tipo de enfermedad que una persona alegre. Sin duda, el sistema inmunitario de la persona negativa siempre se encontrará más debilitado en ese estado de ánimo.

Mucha gente cree que ser optimista es genético, que cada uno es como es y punto; pero no es así, todos nacemos felices y positivos (observa sino a los niños). Lo que pasa es que a veces la sociedad nos vuelve negativos. La prueba está en que cuando nos ponemos en contacto con alguien cuyos pensamientos son elevados despierta en nosotros nuevas vibraciones también positivas eliminando las vibraciones impuras y negativas. Simplemente debemos volver a tener esa mirada más amplia que tuvimos en un pasado y observar desde una nueva perspectiva.

No hay comentarios: