LAS IMÁGENES MENTALES

Nuestra mente tiene la posibilidad de interactuar con las imágenes que genera nuestra memoria y/o nuestra imaginación. ¿Para qué nos sirve esto? Para aprender de lo vivido, para adaptarnos al contexto y para prever situaciones… En definitiva, para sobrevivir.

Un ejemplo de hasta qué punto el recurso de la visualización mental nos permite sobrevivir, lo encontramos en la experiencia del neuropsiquiatra Víktor Frankl, creador de la Logoterapia, durante su reclusión en campos de exterminio nazi entre 1942 a 1945. ¿Cómo sobrevivió, sin enloquecer, a tanto horror?  Utilizó el recurso de la memoria y la imaginación.

Imaginaba escenas con su mujer, a la que amaba profundamente y establecía con ella conversaciones. La imagen gratificante de su mujer, así como la comunicación que estableció con ella, le ayudó a sentirse  acompañado, amado y a sobrellevar el día a día porque tenía un sentido. Aunque él sabía que su mujer estaba en otro campo de exterminio…
Este es un caso extremo que sirve para ilustrar la eficacia de este recurso. Nosotros lo podemos aplicar a distintas situaciones de nuestra vida cotidiana que nos generan estrés por el motivo que sea o a situaciones de las que queremos obtener el mayor rendimiento posible.

Pongamos el ejemplo de un discurso o una presentación en público o una entrevista de trabajo. Nos será muy útil visualizarnos en ella. Si conocemos el espacio donde se va a producir, mejor. Nos ayudará el visualizarnos serenos, respirando tranquilamente, dominando el desplazamiento escénico y nuestra gestualidad corporal. Podemos visualizar a  nuestro público o interlocutor. Nos ayudará el visualizarnos en caso de alguna situación imprevista o pregunta inesperada.  Como por ejemplo, que quién nos interpela se dirija a nosotros de manera prepotente o que se quede callado de repente y nos observe fijamente. ¿Cómo reaccionamos? ¿Cuáles son las posibilidades? ¿Cuál de ellas nos aportará un mayor provecho?

El recurso de la visualización es una herramienta que nuestro cerebro   pone a nuestra disposición para anticipar posibles situaciones. De esta manera nos entrenamos en la gestión emocional, en la observación y consolidación de líneas de pensamiento que favorecen nuestra adaptación.

En una manera de actuar que nos haga sentir serenos y transmita una idea positiva de nosotros a nuestro interlocutor. La visualización mental, es una oportunidad que nos permite evitar que una situación nos coja desprevenidos. Porque cuando se produce en la realidad, ya la hemos vivido en nuestra mente.

Si nuestro trabajo te parece util, ayudanos a su mantenimiento ingresando en las Publicidades de la página.... Gracias!!!

No hay comentarios: