Como arrancar el Día con la Ley de la Atracción

Analicemos lo que hacemos antes de acostarnos: pensamos en todo lo que fue mal, el caos que nos espera al día siguiente y que tendremos que luchar por que nos espera un día difícil? Si es así, probablemente a causa de esto no consigamos dormir bien.

Luego en la mañana nos levantamos, o aún en la cama, pensamos: otro día de duro trabajo, cosas por enfrentar, problemas por resolver, gente difícil de tratar, cuentas por pagar, “me espera un día difícil” decimos. Como resultado tendremos un día muy difícil y todo eso porque fue lo que atrajimos a nuestra vida el día de hoy.

Si por el contrario en la noche antes de dormir elegimos pensamientos felices y visualizamos aquello que deseamos lograr
y luego al despertar, a pesar de lo que sucede, colocamos nuestra intención en recibir un día más, lleno de sorpresas agradables,

teniendo encuentros con gente interesante, con dinero suficiente para pagar nuestras cuentas y agradeciendo por tener un trabajo, habremos iniciado nuestro día de manera diferente y asimismo eso será lo que atraeremos en nuestro día. De esta manera iremos llenando nuestro subconsciente con las cosas que deseamos.

No se trata sólo de poner pensamientos positivos en nuestra mente, de lo que se trata, es de hacer una elección. Qué elegimos? estar siempre en el papel de víctima y aunque suene fuerte, buscando la compasión de los demás, viendo el lado negativo de las cosas? u optamos por aceptar el lado bello de la vida y sentirnos triunfadores.
Lo que sucede es que cuando tenemos pensamientos repetitivos y vemos una y otra vez las cosas desde el lado de la víctima se crea un hábito ya que éste se forma en base a un comportamiento repetido regularmente, entonces nos cuesta trabajo cambiar ese comportamiento, pues ya está muy arraigado en nuestro subconsciente llegando a manifestarse de manera automática. Así nos vamos a dormir y surgen los pensamientos de preocupación, temor, duda a los que estamos acostumbrados revivir una y otra vez. De allí que no sea tan fácil cambiar el tipo de pensamientos, palabras y comportamientos que estamos acostumbrados a tener.

Sin embargo, eso no quiere decir que no lo podamos hacer, solo estamos analizando el mecanismo por el cual repetimos determinadas conductas y de la misma manera que creamos un hábito negativo, podemos crear uno positivo, pero. para poder hacerlo necesitamos en primer lugar, de la auto motivación, es decir la capacidad de generar sentimientos y emociones que nos lleven a querer lograr metas y cambios en nuestra vida. Desde luego existen instrumentos que nos ayudarán también como la visualización, las frases positivas repetidas una y otra .
La Ley de atracción, como todas las leyes espirituales es inviolable seamos concientes de ella o no y constantemente estamos atrayendo a nuestras vidas, experiencias, personas, cosas materiales, alegrías, tristezas es decir todo aquello que tenemos en el presente.
Pero atraemos, no sólo lo que queremos, sino también aquello que tememos, por que? Por la persistencia y fuerza de la emoción que ponemos cuando tememos algo.
Observemos como es la actitud de los niños cuando quieren algo, piensan mágicamente, primero con la idea que será Papá Noel o los Reyes Magos quienes harán sus deseos realidad, ellos no dudan, no saben si hay dinero para comprarlo o no, simplemente lo piden y tienen la firme convicción que lo tendrán y por algún lado consiguen lo que desean, sea a través de los padres, los tíos, abuelos o cualquier persona lo obtienen. Pero a medida que vamos creciendo, vamos asimilando las ideas de los mayores y empezamos a dar importancia al dinero y a lo fácil o difícil que es conseguirlo de acuerdo a las creencias de las personas mayores.

Entonces, volvamos a ser niños al acostarnos y al despertar y tengamos pensamientos agradables, sintiendo que podemos conseguir lo que deseamos, que todo puede cambiar para mejor, recordemos que no son los hechos los que nos causan malestar, es la forma como reaccionamos ante los hechos, la actitud que tenemos es la que nos afecta positiva o negativamente.
Por lo tanto si elegimos tener actitudes positivas, por la ley de atracción tendremos más hechos positivos en nuestra vida y a medida que obtengamos logros, iremos reforzando nuestra convicción en que podemos atraer a nuestra vida todo aquello que deseamos.

No hay comentarios: