Chantaje emocional

Tus obstáculos son otros personas? 

Cuando tus obstáculos son otras personas, el verdadero obstáculo eres tú mismo y no las otras personas. Eres tú y sólo tú el que estás concediendo el poder a esas personas para que te impidan lograr tus sueños.

Te voy a dar unos tips para que no permitas que otras personas se conviertan en un impedimento en el viaje hacia tus sueños.

• No permitas el chantaje emocional.
El chantaje emocional es la principal arma que utilizan otras personas (principalmente marido, hijos
y familiares etc) para tener el poder sobre ti, por lo
que si cedes a ese chantaje, serás un esclavo de esas personas, y lo peor es que tú lo estás permitiendo.

No cedas a los chantajes emocionales, todo el mundo puede sacarse las castañas del fuego perfectamente. Una cosa es que ayudes a alguien en un momento puntual y aislado, pero otra cosa es que eso se convierta en una costumbre en detrimento de tu vida y tus propios intereses.
Además si de verdad quieres ayudar a los demás, les ayudarás muchísimo más, si les enseñas a buscarse la vida por sí mismos y no vivir a expensas del sacrificio de otros. Ya sabes, enseñar a pescar, en vez de estar pescando para ellos todos los días.
• Rodéate de personas que te apoyan y que te hacen sentir bien.
Esto de rodearte de las personas que te hacen sentir bien, implica también lo de alejarte de las personas que te dañan o te hacen sentir mal.

Si te rodeas de personas positivas que confían en ti y te apoyan en todo lo que emprendas, eso te dará más fuerzas para ir a por tus metas con mayor efectividad. Si por el contrario la gente de la que te rodeas es negativa, critica todo lo que haces y no confían en tus capacidades, huye de ellos sin concesiones.

A veces por determinadas circunstancias no nos queda más remedio que convivir cerca de personas non gratas. Si este es tu caso, procura tomarlo como un aprendizaje, por ejemplo de cómo tratar con gente difícil y por supuesto siempre procurando pensar en un plan para que esa situación no se mantenga por mucho tiempo.
  
• Deja el papel de víctima y agarra las riendas.
Este es uno de los puntos más importantes para evitar que otras personas controlen tu vida. Deja ya de una vez el papel de: víctima y de pobrecito yo, pues que mal se portan conmigo.
Toma el control decide sobre tu vida, aunque eso implique dañar a otras personas. Ya que si se sienten dañadas es su problema, no el tuyo. No puedes sacrificar tu vida para que otros no se sientan mal.
Actúa y ponte a ti como principal interés. Ya que para dar hay que tener. Si tú estás bien, podrás ayudar a los demás a estar bien, pero si no lo estás, poco podrás hacer por los demás.

No hay comentarios: