Tus pensamientos crean tus experiencias

La Ley de la Atracción se activa con tus pensamientos, en otras palabras, las cosas que piensas, crees y sientes regularmente. Así es como trabaja: tus pensamientos disparan tus emociones, tu estado emocional emite una frecuencia específica de energía al universo, y el universo devuelve eventos y experiencias a tu vida, que corresponden con tu frecuencia emocional.

Cuando piensas y sientes positivamente de manera regular, todo en tu vida parece fluir más fácilmente, incluyendo el dinero. Cuando tus pensamientos y emociones se apoyan más hacia el lado negativo de manera regular, experimentas más problemas, retrasos y escasez financiera en tu vida.

También tus creencias son muy importantes. Tus creencias conforman la estructura de lo que es posible para ti. Si crees que tienes que trabajar duro para tener mucho dinero, crearás exactamente esa experiencia para ti mismo.


Si no crees que te mereces más que cierta cantidad de dinero, bloquearás más de que te llegue. Cualesquiera que sean tus creencias, ellas son tu verdad, y tu crearás inconscientemente la evidencia que soporte esa verdad una y otra vez, hasta que aprendas a hacer las cosas de otra manera.


Enfócate en lo que sí tienes y sí quieres
Puede sonar extremadamente difícil enfocarse en lo positivo, cuando tu vida no se ve tan bien, pero es vital encontrar una manera de hacerlo. Cuando te enfocas en las cosas buenas que deseas desde un estado mental positivo y de esperanza, no puedes evitar atraer más de eso a tu vida.
Hay muchas maneras de comenzar a enfocar tus pensamientos en las cosas que sí tienes y sí quieres. Comienza un diario de gratitud y anota algunas cosas cada día de las cuales estés agradecido, aún cuando estas cosas no estén relacionadas con dinero, pueden crear esa fluidez de energía
positiva y atraer más cosas buenas a tu vida, incluyendo más dinero. También puedes visualizarte teniendo más dinero, e imaginarte que puedes pagar tus gastos fácilmente. Cuanto más te enfoques en cosas como estas, más comenzarán a aparecer en tu realidad física.
Esto lo logras al enfocarte en lo que deseas al 100%, luego de que lo hagas elige hacer algo pequeño que te demuestre que tu pedido está por llegar.  Por ejemplo si lo que deseas es sentirte

verdaderamente abundante y próspero y te imaginas frecuentando lugares lujosos y adquiriendo cosas hermosas, puedes hacer algo pequeño tomando un paseo por esos lugares lujosos y darte una idea de cómo es esa vida que deseas, el resultado que obtendrás será un estado de ánimo más agradable que te hará sentir a unos pasos de lograr lo que deseas.

1 comentario:

roxana grida dijo...

GRACIAS POR ENSEÑARME DIA A DIA,TODO LO BUENO,QUE DEBO APRENDER!!!